Farándula en el Auditorio

26 de mayo de 2017 a las 22:00
Precio proximamente...

El Grupo Municipal de Teatro de Estepona Farándula ha querido rendir su particular homenaje a los HERMANOS QUINTERO estos grandes autores andaluces. Ya que mirando a nuestro alrededor descubrimos,  que ese teatro que escribieron, prácticamente es desconocido por las nuevas generaciones. Y nos propusimos acercárselo, mostrárselo, poniendo en escena un espectáculo formado por varios  de sus muchos entremeses.

Serafín y Joaquín, que así se llamaban los Quintero, fueron dos hermanos sevillanos, concretamente nacidos en Utrera,  vivieron en Sevilla, triunfaron en Madrid, y luego por toda España. Su obra  es muy extensa, escribieron, siempre en conjunto, principalmente teatro (dramas, sainetes, entremeses y sobre todo comedias), zarzuelas, novelas, poesía y teatro radiofónico. Y algunas de sus obras, incluso se adaptaron para el cine.

Si algo tuvieron los Quintero fue siempre el favor del público, ese público que antaño llenaba los teatros. Y aunque hoy prácticamente están cayendo en el olvido, fueron reyes de los escenarios españoles. No en vano sus obras la estrenaban siempre las primeras figuras de la escena de nuestro país, con un éxito de público garantizado.

Dicen los escritos que no conocieron el fracaso. Sin embargo, así como abarrotaban los teatros, contaban con igual legión de detractores. Pero nunca los genios sevillanos entraron en polemizar a través de su obra. Su obra es amable, cordial, sin grandes pretensiones escénicas pero con un gran dominio de la estructura y de los diálogos, que se tornan ágiles y tremendamente teatrales. Se les critica por exagerar tipos y por escribir muchas de sus obras con fonética andaluza. Sin embargo el acento castizo madrileño de muchas de las zarzuelas y de los entremeses de otro de nuestros grandes autores, como es Carlos Arniches, no recibe tan despiadadas críticas.

Hoy en día, como decimos, a los hermanos Quintero se les considera autores menores, son desconocidos para el público joven. Y pocas, por no decir ninguna, son las compañías profesionales que llevan a escena la obra de los Quinteros. Prácticamente son sólo  los grupos de teatro aficionados los que mantienen viva la obra de los hermanos, ya que incluso su obra impresa está descatalogada, salvo raras excepciones de media docena de sus obras (escribieron más de doscientas).

Por todo esto consideramos que estos genios de nuestra literatura, que fueron miembros de La Real Academia Española, merecen este homenaje. Un homenaje que hacemos extensivo a ese público que se ha criado en el teatro de los hermanos Quintero, a toda esa gente que con su afición ha mantenido viva su obra. A esos profesionales que han seguido acercándonos a Joaquín y Serafín. Y por supuesto también nos damos un homenaje a nosotros mismos por poder pasarlo tan bien interpretando sus obras.